sábado, marzo 29, 2008

Talabarterías de un tiempo lejano.

A estos lugares -para mi una "meca" para los trenzadores- se los ve ultimamente cada vez menos. Sin embargo, en algunas localidades del interior, aun subsisten varias talabarterías donde el aroma a cuero es profundo, casi diría chocante cuando se ingresa. Siempre hay de todo, apilado, abundante. Los objetos parecen florecer del suelo y del techo. Si hay algo que los caracteriza es que esta clase de locales no cuentan con un diseñador de interiores tan presentes en los comercios de algunas marcas de ropa "gaucha" de la actualidad.
"Todo para el gaucho: venta de cuchillos tejidos, gargantillas, llaveros, dagas, facones, yuntas, rastras, ponchos, mates, frenos, riendas, recados" reza el cartel de Soguero Artesanal Carlitos.
Este lugar repleto -para donde se quiera perder la vista- de elementos tradicionales se encuentra en la localidad bonaerense de 25 de Mayo, ciudad que llegué a visitar en mi niñez en algún que otro verano. Puede conocerse. Para ello vasta dirigirse a la calle 25 - 201 y 202-.
Ojalá que nunca deban cerrar sus puertas, porque representan la historia viva de un tiempo lejano en donde junto con los almacenes de ramos generales (los cuales servían también como bares de ocasión) conformaron una postal viva de los pueblos de nuestro país.

























2 comentarios:

Hans Castorp dijo...

Muy buen post, que se venga el catálogo de talabarterias!

Gonzalo dijo...

Muchas gracias, ya vendrá