lunes, septiembre 01, 2008

La rastra más linda que ya vi.


L. Ayarragaray