lunes, octubre 05, 2009

Proyecto "De la yerra a la vitrina" - Vida y obra de los guasqueros del Uruguay.

El pasado 8,9 y 10 de julio se llevaron a cabo actividades de difusión, en el Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) del Uruguay, correspondientes con el proyecto de investigación "De la yerra a la vitrina" Transformaciones contemporáneas de la guasquería. El proyecto en cuestión, constituye parte del estudio etnográfico (antropológico) de Rocío García Mallo en parceria con el fotógrafo Germán Garibaldi. La muestra realizada en el MAPI exhibió las fotografías obtenidas durante el trabajo de campo, una investigación que se "prosuso abordar los procesos culturales que conducen a la transformación y resignificación de una práctica artesanal tradicional propia del ámbito rural", explican los autores.
El proyecto original fue seleccionado y financiado a través de Fondos Concursables para la Cultura 2008, galardón que hizo posible la realización y sostenimiento en el tiempo de la pesquisa. "La investigación se inició en 2006, con algunas entrevistas exploratorias realizadas como parte del Taller de Especialización en Antropología Social. Luego de un período en suspenso, la misma se continuaría en el trabajo de campo realizado durante 2008 y 2009, en seis talleres de guasquería dispersos en ciudades y pueblos de nuestro territorio. Esto implicó compartir la labor cotidiana de los guasqueros en sus espacios de trabajo, conocer el entorno familiar y el contexto cultural en el que desarrollan su práctica artesanal: observar, participar, registrar, y mantener largas conversaciones son parte de la metodología utilizada para acceder a los sentidos y significados del colectivo estudiado", describen los pesquisadores.

Lo interesante, además, fue que la exposición de la muestra fotográfica fue acompañada con una serie de talleres "de aproximación a la guasquería", de los cuales tres fueron abiertos para el público en general que concurrió a la exhibición y otro focado especialmente para artistas y artesanos de otras áreas. Los talleres fueron dictados por tres de los maestros guasqueros que formaron parte de la investigación: Shubert Cufré, de Tacuarembó, Kandy Olivera, de Rivera y Delmiro Rojas, de La Paloma de Durazno.
Quería hacer la observación que el trabajo llevado adelante por la estudiante de antropología García Mallo en conjunto con el fotógrafo Garibaldi, no sólo ha permitido dar visibilidad a una actividad cultural y social que permaneció con esa escasa visibilidad para una mirada montevideana, como destacan. Considero que trenzadores y guasqueros de la Argentina y del Brasil, conocemos muy poco sobre el arte de la guasqueria en la República Oriental del Uruguay. He mantenido contacto en este último tiempo con García Mallo y Garibaldi, para expresar mi interés por su investigación, dado que brinda conocimientos a quienes, de alguna u otra manera, estamos relacionados con el arte más allá de los límites fronterizos del Uruguay.

La exposición se llevó a cabo los días 8, 9 y 10 de julio en el MAPI y contó con la presencia de interezados en el arte de la soguería


El pleno intercambio: los guasqueros uruguayos enseña técnicas guasqueras al público asistente

Estos son algunos trechos de las conclusiones de la investigación, a los cuales acompañaré con algunas fotos de autoria de Garibaldi:


-"La guasquería ha sido transmitida tradicionalmente sin libros ni escuela. La observación y la habilidad manual jugaron un rol fundamental. Era un largo proceso personal, condicionado por el encuentro con buenos maestros en un camino de aprendizaje informal y continuo. La transmisión de conocimientos no era explícita; como en un rito iniciático, había que probar habilidades, obligando al aprendiz a esforzarse más y durante más tiempo con el objetivo de promover su acceso a los secretos del viejo guasquero".

-"Los guasqueros tienen pocas instancias de encuentro donde intercambiar sus conocimientos. Cada uno desarrolla su trabajo en forma independiente, y esto ha generado en el tiempo particulares formas de resolver los diferentes pasos del proceso; cada caso tiene su impronta personal que puede abarcar tanto aspectos técnicos como estéticos, diversificando así los resultados."

- "Los aprendices ya no son exclusivamente varones del medio rural, ahora son jóvenes y adultos de ambos sexos; incluso concurren niños a los talleres. Actualmente la actividad trasciende lo local: los alumnos proceden de diferentes ámbitos, y una diversidad de motivaciones favorece su acercamiento.El prestigio que siempre acompañó a los guasqueros más destacados es una de las características que se continúa y se amplía en las nuevas formas de transmisión."