lunes, marzo 31, 2014

La Importancia de Transmitir el Conocimiento.

Foto: El Trenzador
Siendo ya más de 10 años que me dedico a la guasqueria, sea en mis momentos libres lo cual la convierte en un pasatiempo apasionante,  siempre he considerado que los progresos técnicos que uno conquista y que me permiten avanzar y crear trabajos cada vez más complejos, son muy, muy lentos. Es así a mi criterio porque el aprendizaje es un proceso de "pasos y avances cortos". Diria más, es un proceso que involucra muchos errores y pocos aciertos, y del cual tener paciencia suficiente es condición fundamental, en ese contexto, para garantizar poder aprender y entender. En estos últimos 10 años lo poco que se, en un 95%, lo he aprendido prácticamente errando y superando los obstáculos al tener que aprender de forma individual, casi solitaria. Los libros, algún que otro foro, algún que otro video, de los cuales sirven y mucho, en estos tiempos de redes digitales de comunicación, hicieron posible, junto con el ingenio muchas veces, conseguir progresar. Pero nada supera, sin duda, la enseñanza personal y el consejo de un colega, de un amigo o de un conocido. Si nos "abre la puerta" y nos brinda una mano enseñándonos algo nuevo o que nos cuesta realizar, 15 o 20 minutos de mirada atenta de las manos quien enseña una pasada, una costura o una bomba, técnica en fin, nos permitirá evoluir "mil pasos", cientos de metros. La enseñanza oral de la técnica guasquera, como de cualquier otra arte, no tiene comparación con estudiar de libros (los cuales ha veces uno descubre que tiene errores de edición, en la pasadas, por ejemplo). La dedicación contínua, esto es, crearse una auto-disciplina de prácticar todos los días un poco, sumado a el ingenio del guasquero al momento de crear "una manera de hacer" (para llegar a 4, se puede llegar de varias maneras), de empezar de nuevo cuando la pieza no nos convence, son otras cuestiones fundamentales a ser consideradas. Ah, me olvidaba, y no perder nunca el apetito voraz por desear a cada día querer aprender y conocer un poco más. Esta foto que pueden apreciar es un registro de mi 3ra. tentativa de conseguir hacer una vaina bien ejecutada. Gracias al aporte de un colega estoy casi seguro que esta vez consigo mi objetivo. Por eso quiero agradecer a todos aquellos que no "se guardan" secretos y los trasmiten. Par mi esa es una de las principales riquezas del ser humano en tiempos de individualismo absoluto. Por qué? Se preguntaran: sin contribución de este tipo de personas la guasqueria o sogueria, como mejor la quieran denominar, no tendría las más mínimas condiciones de perdurar en el tiempo. Seria  un arte, me atrevo a decir, casi en extinción. Celebro entonces que mi progreso fue el fruto de una tarde compartida junto con gente que comparte las misma pasión que yo: la sogueria criolla.

3 comentarios:

Carlos - muebles de oficina dijo...

Excelente el post, muchas gracias por compartirlo, me gustó mucho, saludos

Facu dijo...

Comparto plenamente tus dichos, mi estimado. Por otra parte, aprovecho la ocasión para dar un consejo que yo aplico: efectuar la costura central de la vaina con la hoja envainada (es deseable que la hoja no esté encabada, pero no es imprescindible). Esto, sumado a cada dos o tres pasadas ir prensando ligeramente la costura, evita que la costura se desforme. Por mejor ojalado que uno tenga, si los cantos del cuero no quedan siempre completamente enfrentados, la costura se va a angostar allí donde el cuero se levante (sea por efecto de diferencias de espesor en el mismo, o por exceso de tensión en los tientos). Espero te sirva el dato!!! Fuerte abrazo! Facundo

Gonzalo Prudkin dijo...

Facu:

Buenísimo el dato, justamente (a pesar de que no se alcanza ver en la foto) por dentro del cuero donde está haciendo la costura, tiene, en el interior, un molde de la hoja del cuchillo. El mismo está hecho con una maderita de cajón de manzana el cual posee el mismo grosor que la hoja en el lomo. De esa manera se cuida la hoja, ya que no es necesário envainar la hoja. Da muy bueno resultados, especialmente para que la costura no se deforme y siempre quede enfrentados los laterales de la vaina. Abrazo!